Retos y acciones en la sostenibilidad

Conocer lo que otras empresas e industrias están haciendo para enfrentar el reto de la sostenibilidad, ayuda a las organizaciones a romper paradigmas, y acelerar este camino que cada día es más demandado por la sociedad en general.

La sostenibilidad está pasando de ser una ventaja y un diferenciador, a un requisito para poder formar parte de algunas cadenas de suministro. En particular, la industria de la moda nos ha dado muestras de un esfuerzo sostenido por modificar malas prácticas que afectan tanto a la sociedad, como al medio ambiente. En un artículo de Sid Naiud llamado “5 Challenges in Sustaining the Fashion Industry”, podemos darnos cuenta de algunas acciones que las empresas están realizando en este tema.

El reto de la industria de la moda es convertirse en más sostenible, por el bien de las marcas tradicionales y las que están apareciendo, ya que de otra forma, la sociedad perderá la confianza en ellas y éstas perderán valor rápidamente.

El primer reto, está en reducir, o al menos mantener, el costo de las materias primas, tanto las que provienen de la tierra en forma virgen, como también en las que tienen su origen en el reciclado. A menos que la tecnología aporte mayores eficiencias en ambos casos, los costos ascendentes serán un gran reto para la competitividad de la industria.

En el combate al trabajo forzado, algunas empresas han tenido que modificar las condiciones y los salarios del personal que trabaja en la industria de la moda, y esto ha generado un incremento en el costo, que debe ser disminuido para mantenerse competitivos en los diferentes mercados.

La complejidad global de las cadenas de la industria de la moda, hace que ésta esté muy expuesta a las variaciones de precios en los combustibles que se utilizan en los transportes de los materiales y productos terminados. Llevar la fabricación a países de bajo costo de mano de obra, puede perder su ventaja si se considera el costo asociado con el transporte de los insumos y productos terminados. Además, todo este movimiento de materiales está asociado con efectos nocivos para el medio ambiente.

A todo lo anterior, hay que sumarle que los milenials son la generación que empezará a representar el mayor mercado de consumo y son un grupo demográfico que demanda que la industria haga cambios radicales en sus métodos de generación y procesamiento de materias primas, así como en las relaciones laborales en todo el mundo. Sin embargo, esta generación no está dispuesta a pagar un sobreprecio por los gastos extras que implican las nuevas formas de trabajo.

Otro factor que debe ser considerado por la industria de la moda es la demanda social por el respeto a las culturas y a las razas, con el desarrollo del internet y las redes sociales, prácticamente todo el mundo puede conocer las ofertas de las diferentes marcas y éstas son juzgadas por diversas culturas, religiones y grupos sociales, que pueden emitir juicios negativos si consideran que los productos o sus campañas vulneran sus valores o creencias, la famosa “apropiación cultural”. Estos juicios, se difunden rápidamente a través de las redes sociales y causan graves impactos negativos sobre el valor de la marca.

Un extraordinario documento publicado por IGEL y Wharton, llamado “A Revolution in the Making: The Quest for Net Positive Supply Chains”, hace una gran reflexión sobre la necesidad de un cambio radical en las organizaciones. El enfoque no solo debe ser en reducir la huella ambiental, sino mejorar las condiciones trabajando activamente en la reconstrucción y regeneración de los recursos para sobrevivir en el largo plazo. A esta visión se le llama “el enfoque positivo neto” o “Net Positive Approach”

Ser menos malo, ya no es suficiente, la intención es tener un efecto neto positivo y no solo con nuestras acciones, sino en todas las que ocurren en nuestras diferentes cadenas de suministro. El origen de este movimiento se puede ubicar en 2012 cuando la empresa Dell Technologies, se fija nuevas metas de sostenibilidad que no solo incluían reducir sus efectos negativos sobre el ambiente,  sino que consideraba los efectos de otros miembros de su cadena.

La forma en que una empresa puede tener un efecto neto positivo, depende en gran medida de su ubicación dentro de la cadena de suministro, ya que esto presenta diferentes retos y oportunidades. Lo que es común es que el efecto solo se logra mediante la colaboración con el resto de la cadena. Un claro ejemplo de buenos resultados, es lo que ha logrado Nike que en los últimos cuatro años ha logrado incorporar material reciclado en el 71% de sus productos y convertido 30 millones de pares de tenis en canchas de basquetbol y pistas para correr. Esto ha  implicado encontrar nuevas formas de trabajar con clientes y proveedores.

Otro gran ejemplo es Levi Strauss que lanzó un programa de financiamiento para sus pequeños proveedores que no tenían accesos a créditos comerciales y que sacrificaban las condiciones laborales para mantenerse competitivos. Al tratarlos como socios valiosos, se les demanda cumplir con los criterios de medio ambiente, salud y seguridad que la empresa promueve.

Un esfuerzo similar fue realizado por Walmart, que buscando reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, desarrolló un proyecto llamado “Gigaton”, en el que premiaba a sus proveedores con accesos preferenciales a recursos e información si se sumaban al reto de la organización.

Nike descubrió que debía ver más allá de sus proveedores y considerar a terceros neutros que ayudan a fomentar la colaboración aún entre competidores directos.

Cuatro principios apoyan el desarrollo cadenas con enfoque neto positivo:

  • Materialidad: Enfocarse en lo que más importa.
  • Transparencia: Compartir el progreso de forma abierta y honesta.
  • Pensamiento sistémico: Influir en cambios a lo largo de todo el sistema.
  • Regeneración: Crear un impacto de largo plazo sostenible y absoluto.

El documento tiene muchos casos que vale la pena conocer, y que son un ejemplo de lo que es posible lograr cuando una empresa y sus socios de negocio se comprometen completamente por una causa común.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.