Rostros de la gestión del riesgo

El tema de gestión de riesgos tiene múltiples aristas que deben de ser atendidas de forma adecuada desde su estrecha correlación con temas de sostenibilidad, la adecuada realización de planes e inversiones para construir una organización resiliente pero también aquellos que deben de efectuarse posteriormente a la ocurrencia de los eventos y que permite a la organización recuperar parte de los daños económicos ocasionados y que se encuentran encubiertos bajo diferentes modalidades de seguros.

El tema de gestión de riesgo y el de la sostenibilidad están convergiendo en las organizaciones como resultado de la búsqueda de eficiencias en las estructuras y porque es claro que un buen sistema de gestión de riesgo de la empresa apoya las iniciativas de sostenibilidad.

Para los responsables de riesgo, el tema de sostenibilidad suena como algo vago que es difícil de cuantificar bajo los criterios tradicionales de la gestión del riesgo. Algunas organizaciones como el consejo mundial de negocio para el desarrollo sostenible y los creadores del modelo COSO, han desarrollado documentos para soportar la integración práctica de estos dos conceptos. Algunos elementos que soportan la visión de la sostenibilidad como riesgo son: el desarrollo de una sólida taxonomía, los criterios de clasificación de las probabilidades y los impactos, así como el adecuado manejo de escenarios.

Introducir en los planes de negocio de las organizaciones las consecuencias del cambio climático, las nuevas tecnologías, los nuevos modelos de negocio y la demanda de mayor transparencia, demanda de un trabajo colaborativo entre los responsables de la sostenibilidad y la gestión del riesgo para construir una organización capaz de enfrentar con éxito todos los cambios por venir.

Entre muchos de los impactos causados por el COVID-19, las empresas identificaron la necesidad de mejorar su resiliencia y alcanzar un alto nivel que puede ser definido como “el tener una elevada visibilidad sobre su red de suministro basada en conducir una planeación en base a escenarios, para realizar compensaciones entre las variables críticas de los miembros de la red que puede incluir cambios rápidos en las fuentes de suministro, de manufactura o de distribución”.

Un elemento clave para alcanzar un alto nivel de madurez es el tener un liderazgo ejecutivo totalmente comprometido con el tema, que invierta en las acciones necesarias para no solo reaccionar a los eventos, sino proteger proactivamente la integridad de la empresa ante posibles eventos disruptivos.

Invertir en algo que tal vez no pase, es un serio problema para los modelos tradicionales de evaluación financiera, por lo que es necesario considerar también otros factores críticos cuando se decide invertir en la resiliencia. Algunos de estos factores son:

  • La tolerancia a la incertidumbre
  • Los objetivos estratégicos
  • La priorización de la resiliencia
  • La posición en el mercado de la empresa (líder o simplemente un jugador más)
  • La naturaleza de los productos (especializados o genéricos)
  • La rentabilidad del mercado
  • Las presiones regulatorias

Pero en el caso del riesgo, no todo es prevención, cuando ocurre un evento catastrófico y la empresa hizo la adecuada selección de un instrumento de transferencia como son los seguros las fianzas , es necesario actuar en el reclamos de la compensación económica correspondiente.

Los seguros para la interrupción del negocio otorgan a la compañía una cobertura para aquellas interrupciones no esperadas en su flujo de ingresos debido a una serie de eventos. En los casos recientes de la pandemia, muchas organizaciones aún tienen dudas acerca de si este evento quedará cubierto bajo sus condiciones actuales de contratación.

Es recomendable que, dentro de los planes de gestión de riesgo, las organizaciones tengan perfectamente definidos los pasos a seguir para realizar una reclamación y que este proceso esté perfectamente documentado para incrementar la probabilidad de satisfacer los requerimientos de información por parte de las empresas aseguradoras. Lo que se recomienda hacer es lo siguiente:

  1. Desarrollar un plan de acción. La empresa debe tener claridad sobre sus políticas de seguro y las coberturas deseadas punto se requiere trabajar de cerca con el proveedor de seguros para tener claridad de los eventos cubiertos y el subsecuente proceso de reclamación
  2. Tener una medición acerca de las pérdidas del negocio. Para maximizar la recuperación coma los cálculos asociados con las pérdidas del negocio tienen que ser objetivos, soportados y hacer sentido desde la perspectiva técnica. Algunos de los cuestionamientos que se pueden esperar por parte de la aseguradora se refieren a la relación entre los ingresos perdidos y el evento ocurrido, el pronóstico de operación que se realizó antes de la presencia del evento, el comportamiento de los resultados históricos como las condiciones del mercado como a la industria y la economía que impactan los resultados financieros así como también un detalle acerca de las acciones que la organización emprendió para reducir los daños recibidos
  3. Gastos extraordinarios. Es importante también documentar de forma correcta todos los gastos en los que se incurren como consecuencia del evento que ocasiona la pérdida del ingreso. Algunos de estos gastos pueden también estar relacionados con acciones para reducir la longitud del periodo de pérdida, la continuidad de la operación durante dicho periodo o la reparación de inventarios utilizados en ese tiempo. Se recomienda que la empresa tenga cuentas especiales para llevar el registro de estos gastos y así facilitar su identificación, documentación y reclamo.
  4. Desarrollar y ejecutar un plan de mitigación de pérdidas. Los ajustadores pondrán especial atención en conocer las acciones que la empresa emprendió para mitigar los costos ocasionados por la pérdida. Como parte de los planes de recuperación se deben tener diferentes tipos de escenarios que contribuyan a la recuperación de la operación punto los planes de mitigación deben de incluir una proyección del flujo de dinero requerido así como el mismo flujo que se pierde durante la ocurrencia del evento y posteriormente a este .
  5. Recolectar y mantener la documentación de soporte. Se debe de hacer una lista detallada de todos los documentos que serán requeridos por los ajustadores y que pueden ser:
  • dos años de resultados financieros, presupuestos y proyecciones
  • planes de negocio presupuestos actuales
  • facturas que soportan los gastos extraordinarios
  • registros y evidencias de lo ocurrido durante el período de interrupción así como los esfuerzos realizados para recuperar la normalidad de la operación

Para maximizar las oportunidades de la organización y recuperar la mayor cantidad del dinero perdido invertido se recomienda formalizar los planes, entrenar al personal que participa en estos eventos, así como tener una constante comunicación con el bróker para garantizar la disponibilidad de todo en tiempo y forma.

Para mayor información consultar: “Aligning Sustainability and Risk Management”, escrito por Alison Taylor, “Weathering the Storm: Supply Chain Resilience in an Age of Disruption”, publicado por Gartner”, así como “How to Prepare a Business Interruption Claim”, escrito por Michael Yachnik

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.