Suministros éticos

Las compras éticas no son solamente un requisito legal que crece todos los días. Es una clara muestra de los valores de la organización que son tomados en cuenta en las decisiones de compra de las nuevas generaciones.

Aunque parezca increíble, la ética no es algo que tenga presencia en todas las decisiones importantes de las grandes y pequeñas organizaciones. Al parecer, el principio de que “el fin justifica los medios”, hace que el cumplir con las metas corporativas sea más importante que el sostener una conducta adecuada. “Ethical Sourcing – The Business Imperative (and Advantage)”, publicado por Amber Road nos aporta algunas ideas para integrar a la rutina de la empresa el Suministro ético.

Afortunadamente con la nueva transparencia de las operaciones y las nuevas regulaciones asociadas con la responsabilidad social, las nuevas generaciones directivas están considerando el tema como prioritario para atender asuntos como la compensación de los altos ejecutivos, el fraude o los procesos de suministro.

Al construir sólidos procesos para asegurar un comportamiento ético en el suministro, las empresas se protegen sobre el daño a la imagen de la marca y posibles pérdidas en el largo plazo.

Existen muchas razones por las cuales las empresas deben proactivamente atender el tema del suministro ético, entre las tres más relevantes tenemos:

  • Cumplir con la leyes y regulaciones permite a la empresa mantener algunos privilegios comerciales y evita recibir multas.
  • Evaluar proactivamente las iniciativas de suministro parte salvaguardar la reputación y el valor de la marca y los colaboradores.
  • Es lo correcto, pero además bien manejado aún se puede convertir en una ventaja competitiva antes los mercados.

En industrias como la de la moda, la presión por un comportamiento ético es tema de todos los días, pero esto no se limita a ninguna industria o forma de trabajo, muchas otras industrias operan con modelos basados en la explotación del trabajador, el trabajo infantil o con pésimas condiciones laborales.

Asumir que no saber que esto ocurre en nuestra cadena no exime de toda culpa, las empresas deben analizar proactivamente las condiciones de sus cadenas conociendo con claridad las leyes aplicables en cada lugar y lo que demanda sus estándares de responsabilidad social para asegurar su total cumplimiento.

Los temas asociados con el suministro abarcan desde el abuso infantil, el trabajo forzado, la destrucción de ambientes, la contaminación masiva o el participar en actos de corrupción. Un buen ejemplo de cómo atender estos problemas se ha visto con los “Conflict Minerals” en la República Democrática del Congo en donde el establecimiento del Dodd-Frank Act ha contribuido a mejorar las condiciones de trabajo de las minas.

Las empresas que construyen programas sólidos de suministros éticos recibirán beneficios de los consumidores que no desean comprar productos o servicios que provienen de ningún tipo de abuso a destrucción.

EL Charter Institute of Purchasing & Supply elaboró una publicación llamada “Ten tips and principles for ethical sourcing in supplier management” que nos ayuda a convertir este concepto en acciones específicas.

  1. Emplea las mejores prácticas y aprende de las experiencias de otras organizaciones en la aplicación de procesos por activos auditoría de sus proveedores y de los proveedores de sus proveedores. Existen ejemplos interesantes en la industria petrolera y automotriz.
  2. Utiliza información comercial disponible acerca de tus socios de cadena de suministro. Esto implica revisar el directorio de los directivos para identificar personas políticamente expuestas, así como sanciones que haya recibido la organización al violar comportamientos éticos.
  3. Ve más allá de la simple visita programada a las instalaciones de tus proveedores, audítalos sin previo aviso y utiliza las redes sociales para estar en contacto con personal de diferentes niveles de la cadena de suministro.
  4. Demanda que tus proveedores tengan prácticas éticas de suministros a lo largo de toda la cadena.
  5. Utiliza métodos de auditoría que se apoyan dentro de tu industria. De esta forma asegurarás que entre todos puedan realizar auditorías de mayor profundidad y a un número mayor de participantes.
  6. Reconoce y comunica internamente el riesgo asociado con el suministro ético, acepta que esto no sólo aplica a ciertas industrias como la moda o la comercialización y que tu organización también está expuesta a este problema.
  7. Incorpora el suministro ético en todos sus procesos internos y externos y como se puede involucrar elaborar un código de prácticas aceptables.
  8. Apóyate en la tecnología para consolidar como auditar y analizar las capacidades y prácticas de negocio de tus proveedores.
  9. Balancea las mejores prácticas de auditoría con la gestión de relaciones. En pocas palabras, no pierdas una relación valiosa por aplicar una auditoría inflexible que destruya el valor para ambas organizaciones.
  10. Aprovecha todas las oportunidades que tengas para promover las compras éticas como una herramienta no solo de mitigación de riesgo, pero también de creación de valor adicional para el negocio. La presión por operaciones transparentes continuará creciendo en todos los sectores.

La búsqueda proveedores de menor costo no debe estar peleada con la aplicación de las prácticas éticas en todas las organizaciones.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.