Un nuevo mundo digital

El mundo digital trae nuevos retos para compras y en general para la cadena de suministro que deben combinar nuevos sistemas como los GTM las tecnologías de colaboración y la visibilidad.

Dos estudios de firmas especializadas en análisis de mercados, Gartner y Forrester, coinciden en que para 2020, 80% de las compañías serán parte de la transformación digital. La digitalización, permite a las empresas sacar lo mejor de su cadena de suministro al tener visibilidad punta a punta, mejorar su eficiencia, obtener ahorros y minimizar los riesgos.

Con mercados cada vez más inciertos y complejos, las empresa deben iniciar estructurando sus datos para poderlos usar en los nuevos modelos de negocio que conectan su información con los llamados Sistemas Globales para la Gestión del Comercio, GTM.

Algunos resultados relevantes de las empresas que han invertido en un manejo global punta a punta de sus operaciones son:

  • 89% de órdenes perfectas de sus proveedores internacionales
  • 68% tienen visibilidad acerca de la calidad de sus proveedores y sus procesos de manufactura
  • 8% de ahorros en promedio en la tarea de búsqueda de fuentes de suministro

La digitalización tiene como uno de sus objetivos fomentar la colaboración, la cual se puede dividir en  3 grandes tipos: la que se basa en procesos manuales, la digital en la que se comparten datos vía la “web” y la más avanzada que mediante EDI, u otra plataforma similar, permite a los usuarios compartir información en tiempo real para fomentar el uso de la automatización y la analítica.

Un estudio de Aberdeen, indica que los dos principales obstáculos para mejorar la visibilidad de la cadena son, las presiones por crecer globalmente las operaciones y la necesidad de mejorar la velocidad de respuesta y la exactitud.

Cuando todos los socios de una cadena trabajan sobre “la misma versión de la verdad”, y son capaces de tomar acciones apropiadas para optimizar su posición en la cadena de suministro, todos ganan.

Para mayor información sobre la digitalización en el comercio global, les recomiendo revisar Making The Case For Global Supply Chain Digitization, publicado por Amber Road.

Para darle contexto a este nuevo mundo, Harvard Business Review publicó un artículo llamado “The Death of Supply Chain Management”, en donde inicia reconociendo que la cadena de suministro está en el corazón de las operaciones de la compañía y que para tomar las mejores decisiones se requiere acceso a datos en tiempo real  mismos que no son posibles de alcanzar con las tecnologías tradicionales.

Con las nuevas tecnologías, en un rango de 5 a 10 años, las cadenas operarán en base a procesos automatizados, analítica predictiva, inteligencia artificial y robótica que analizarán, integrarán e interpretarán datos en tiempo real, generando decisiones con muy poca intervención humana.

La tendencia de reemplazar a las personas con nuevas tecnologías es clara e irreversible, esto implica que la planeación, las compras, la manufactura, la integración de las órdenes y la logística estarán automatizadas, lo que deja muy poco espacio a los profesionales de cadena de suministro.

En el corto plazo, los ejecutivos de cadena de suministro necesitarán cambiar su foco, del actual que se centra en administrar gente para hacer adecuadamente tareas transaccionales y repetitivas, a diseñar y administrar información y flujos de materiales con un pequeño grupo de trabajadores altamente especializados, con algunas habilidades que posiblemente aún no se han desarrollado.

Este nuevo mundo, tendrá que trabajar con una nueva generación de herramientas para alcanzar la visibilidad que requieren las cadenas que tienen el gran reto de responder a consumidores mejor informados, más demandantes y que solicitan entregas más frecuentes y en menores cantidades. El mensaje del artículo de HBR no es que las cadenas no existirán, sino que serán radicalmente diferentes a las que conocemos hoy si desean ser un proceso central en la competitividad de sus empresas.

Entre los enfoques que están surgiendo para soportar la visibilidad tenemos:

  • La agregación de redes en portales comunes, que facilitan las transacciones y la ubicación de los productos.
  • Rastreadores de tiempo real. Diferentes tecnologías, que en tiempo real, indican la ubicación de los productos.
  • Sistemas predictivos. Que con el uso de datos estructurados y no estructurados, no se limitan a decir donde se encuentran los materiales, sino que utilizando algoritmos y fórmulas complejas, predicen donde se encontrará el material en el futuro.

La visibilidad que no genera una reacción inteligente, tiene muy poco valor, una cadena de suministro con elevada visibilidad, pero con mala planeación y ejecución, no responderá adecuadamente a sus retos. Las nuevas tecnologías incorporarán fuentes de información diferentes para generar decisiones dinámicas que protejan el margen y consoliden la resiliencia de la empresa.

Para servir a los nuevos ambientes, las cadenas de suministro deben ser confiables, ágiles y responder adecuadamente mientras que al mismo tiempo son efectivas en el costo.

Mayor information sobre la visibilidad se puede obtener en “Next-generation visibility: What will it take to get there?” así como en “The smart connected ecosystem. How supply chains will generate customer value in the future enabled by technology”.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.