Una visión al futuro de las compras

Compras debe acelerar su madurez impulsando cuatro grandes iniciativas: un mayor enfoque estratégico, la digitalización de sus procesos, el desarrollo del talento y una nueva estructura organizacional.

Desafortunadamente hablar mucho del futuro de algo, no hace que esto ocurra si no se toman las acciones adecuadas por parte de los protagonistas y todos aquellos que pueden influir en el cambio. Esto claramente ha ocurrido en el área de compras en la mayoría de las organizaciones. Existen una gran cantidad de evidencias acerca de las ventajas que tiene el llevar a compras a un nuevo nivel de madurez y desempeño, las organizaciones parecen comprenderlo y estar comprometidas con el cambio, pero al final siempre hay algo más importante que hacer y el tema queda relegado.

Cuando pensamos que se ha entendido la importancia de tener relaciones colaborativas con los proveedores y de buscar la innovación sobre el tradicional ahorro resultado de la presión, aparece algo, por ejemplo la crisis del COVID-19 y nos muestra que gran parte de esto queda en el olvido y compras es nuevamente una función que solo busca beneficios de muy corto plazo para su organización, bajo un criterio que tiene es difícil de refutar, que es garantizar la supervivencia en el corto plazo, pero nuevamente se muestra la falta de visión del potencial de la verdadera cooperación entre socios de cadena de suministro.

A finales del 2019, SIG consideraba que en este 2020, compras pondría especial énfasis en tres aspectos:

  1. Elevar el rol de los suministros estratégicos como un medio para mejorar los costos, la calidad y los niveles de servicio de los proveedores, y en paralelo actuando para disminuir los riesgos del suministro.
  2. Una más amplia adopción de tecnologías que permiten explotar el poder de la inteligencia artificial para mejorar los flujos del suministro al pago, S2P así como también los de abastecimiento al pago, P2P. Otras aplicaciones estarían en el uso extendido de bots, y tecnologías similares, para automatizar muchas de las tareas manuales repetitivas.
  3. Mejorar las competencias de los miembros del equipo de compras, esto con la finalidad de poder desarrollar soluciones y administrar tecnologías que les permite responder a los retos críticos que hoy le plantea la organización al área, como el de ser un consejero confiable en la generación de valor.

Si revisamos, la combinación de estos tres elementos es fuerte, estrategia, tecnología y competencias seguramente permiten a cualquier organización evolucionar en sus ventajas competitivas.

En otra perspectiva, McKinsey comparte la frustración del poco avance de compras y remarca la necesidad de ir más allá del precio, invertir en digitalización, automatización y analítica además de repensar la forma en que está organizado el departamento. Un enfoque similar al previamente planteado por SIG.

Entre los fenómenos externos que continúan demandando una urgente evolución de compras son:

  • El crecimiento de mercados emergentes
  • Las guerras comerciales
  • Las preocupaciones acerca de la sostenibilidad
  • La complejidad de las cadenas de suministro globales
  • La mayor volatilidad en los mercados

No podemos negar el impacto de las tecnologías en la automatización, digitalización y analítica avanzada en la transformación de la función. De acuerdo con McKinsey, aproximadamente el 40% de las tareas del ciclo “source to pay” son actualmente automatizables y esta cifra se puede duplicar en el futuro cercano.

Otra tecnología de gran impacto será el Internet de las Cosas, IoT, que permitirá recolectar información en tiempo real para reducir el costo total del ciclo de vida de las operaciones y los consumibles, esto facilitará el trabajo en equipo entre compras y operaciones.

Las empresas deben dedicar tiempo a desarrollar ecosistemas de innovación trabajando principalmente con start-ups que puedan ofrecer soluciones novedosas a los nuevos retos de los mercados y para esto compras tiene una contribución importante al poder identificar y relacionarse de diferentes formas con estos proveedores.

Para poder generar un área de compras realmente disruptiva, se requiere de un nuevo estilo de liderazgo, que tome en consideración:

  • Asumir un nuevo rol como creador de ventajas competitivas sostenibles, mediante estrategias que mejoren la posición de la marca como puede ser el ejecutar suministros éticos o también mediante la identificación de oportunidades para fusiones y adquisición. Actuar como un “Chief Ecosystem Officer”, que es capaz de generar ecosistemas de innovación y nuevos modelos comerciales
  • Explotar el potencial de la digitalización y la analítica para anticipar los movimientos del mercado y las demandas de la organización
  • Desarrollar el talento necesario para poder actuar con una visión más estratégica, digital y analítica que promueva y gestione permanentemente el cambio.

Acelerar los cambios permitirá a compras aprovechar mejor las nuevas oportunidades de los mercados y consolidar su posición de generadora de valor para la organización.

Para mayor detalle, se puede consultar: “3 Sourcing and Procurement Trends for 2020#”publicado por SIG, “Shifting the dial in procurement” publicado por McKinsey & Company y escrito por Tarandeep Singh Ahuja y Yen Ngai.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.